sábado, 7 de mayo de 2011

Más incómodo que cagar en casa ajena...


Ahora que mataron a Osama,  y por consiguiente se acabaron las guerras y el terrorismo, seguramente hasta el hambre y las enfermedades ( todo esto respaldado acá como nos mostró UNFOR)... bueno como decíamos, ya sin todos esos flagelos, y que por otro lado, a nivel local ya no hay discusión política, puesto que los opositores se están bajando toditos... ahora que estamos mas tranquilos es que nos podemos poner a pensar en pelotudeces, como por ejemplo, eso de que no hay nada más incómodo que cagar en casa ajena, y la verdad que descubrí, por experiencia propia, que más incómodo que cagar en casa ajena es : "cagar en casa ajena, y que se te tape el inodoro".  Uno tira el cadenazo, y los soruyos dan vueltas y se ríen de nosotros, nos miran y nos dicen :¿A quién cagaste vos?.  Si fuese la casa propia, uno puede dejar el regalito y en otra pasada vuelve a intentar, pero en casa ajena, eso es algo que no se puede, entonces hay que esperar a que se llene el reservorio para volver a intentarlo.  Es probable también que uno se ponga nervioso y tire la cadena antes de que esté completamente llena, con lo que el agua que sale es apenas un chorrito sin fuerza para empujar la totalidad de la obstrucción. Luego se puede agarrar la escobilla, si es que existe, e intentar espadear al piquete sanitario, pero todo esto conlleva tiempo, y vuelta a esperar a que se llene el tanque de la cadena y así hasta que golpean la puerta y uno dice - Está ocupado, ya salgo - y el sorete que no se va y uno que se rinde, hecha algo de papel higiénico como para que al menos no se vea, sale y si puede también se va de la casa argumentando que se le hizo tarde.
Pero al menos, se acabó el terrorismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...